.

.

Dulce de membrillo

El dulce de membrillo es uno de los dulces españoles más reconocidos: 65% membrillo 35% azúcar, sencillo y delicioso. Perfecto para desayuno, postre y maridaje con quesos. Un pequeño gran placer.

9,60 €
Impuestos incluidos
Cantidad

El dulce de membrillo de De la Olmeda se elabora en la localidad de Guijos de Santa Bárbara en la provincia de Cáceres (Extremadura). Sus veranos cálidos e inviernos templados hacen de este clima el ideal para la producción del membrillo. El fruto se recolecta en otoño de manera manual. En el mismo día de su recolección se limpia y se produce el dulce. Este producto es tan sencillo como único. Elaborado de manera artesanal siguiendo la receta tradicional, utilizando solo membrillos de calidad suprema, sin añadir conservantes ni aditivos se consigue un producto selecto. De color ámbar oscuro, tiene un aroma afrutado intenso, textura muy suave y un gusto dulce cítrico muy equilibrado.

Peso: 450 gr.
Origen: Guijos de Santa Bárbara (Cáceres)
Ingredientes: Membrillo 65% y azúcar 35%

Información nutricional (por cada 100 gr)

Valor energético: 243 Kcal / 1017,39 kJ

Proteínas: 1,1 gr

Hidratos de carbono: 55 gr de los cuales azúcares: 49,8 gr

Grasas: 0,01 gr de las cuales saturadas: 0 gr

Fibra alimentaria: 0,5 gr

Sal: 0 gr

Ideal para degustarlo en postres, desayunos y meriendas. Es un acompañante perfecto para nuestra colección de quesos, acompañado de unos higos. Buenísimo acompañado de foie gras o añadiendo unos taquitos a una ensalada de otoño con frutos secos. Sugerimos la siguiente receta: Tarta de queso con membrillo. Ingredientes: 250 ml de nata. 250 ml de queso fresco, 250 membrillo 50 grs de azúcar, mantequilla, galletas, medio limón, dos sobres de cuajada. Derretimos la mantequilla en el microondas, mientras picamos las galletas y mezclamos. Incorporamos al molde y aplastamos para que quede compacto. En un cazo ponemos el queso fresco, la ralladura de medio limón, nata, azúcar y dos sobres de cuajada. Dejamos a fuego lento y removemos hasta que se mezcle todo y retiramos. Dejamos que se enfríe y vertemos sobre la masa de galletas. Dejamos enfriar, mínimo, dos horas en la nevera. Trituramos el dulce de membrillo en la batidora y la masa resultante la ponemos a fuego lento en un cazo, removiendo hasta que quede una crema. Cubrimos la tarta con la crema de membrillo y volvemos a introducir en la nevera dos horas mas